Por: Jose Manuel García Bautista

El misterio tiene complejas formas de manifestarse y no atiende ni a planteamientos racionales ni a postulados científicos, por eso es tan complejo de predecir y por ello nos asalta en cualquier momento.

Les quiero narrar una investigación reciente, esta vez nos dirigimos a la provincia de Sevilla donde los fenómenos paranormales, o presuntamente paranormales, se están apoderando de una oficina en un mítico e histórico barrio sevillano.

Hace unas semanas recibimos una llamada de un comunicante conocido y amigo, fue el investigador Miguel ángel Paredes el que primero se puso sobre la pista de ésta caso y nos dirigimos a dicho lugar que resultó ser una oficina. Íbamos con un equipo básico de investigación (grabadora, cámara de fotografías, termómetro, cámara de vídeo) y lo primero que nos planteamos fue entrevistar al personal que trabaja allí y que nos explicaran lo que ocurría.

Entrevistados sus protagonistas nos hicieron partícipes de sus inquietudes: “en esta oficina están ocurriendo cosas muy extrañas últimamente y os lo vamos a contar… De buenas a primeras la maquina fotocopiadora empieza a funcionar sola, como si alguien estuviera usándola pero no hay nadie y comienzan a salir folios pero en blanco algo muy extraño. Suena el teléfono y no hay nadie detrás solamente hemos escuchado, en varias ocasiones, como una respiración agitada, gruñidos y carcajadas”.

Los asustados empleados han llegado a pensar que podría “ser alguien gastando una broma”, pero han recibido llamadas a distintas horas y en diferentes líneas telefónicas que posee esta oficina, algunas de acceso o número restringido.

Otro testigo nos comenta que el ascensor comienza “a subir y bajar solo sin que nadie lo llame ya que el dicho ascensor no es de los que tienen memoria si no que se para directamente, cosa muy extraña. También han empezado los ordenadores a escribir solos sin estar nadie o eso pensaban en esa mesa en esos momentos, y como se han movido sillas y paseado a lo largo de la oficina”.

Una de las empleadas nos cuenta de cómo “estando ella en hora de medio día trabajando sola en la oficina ya que tenía trabajo atrasado y decidió quedarse para adelantar. Fue en ese momento cuando vio como empezaron las luces a encenderse y apagarse sin haber nadie, absolutamente nadie, solamente ella en ese momento y al mismo tiempo como algunas de las persianas a subir y bajar”.

La investigación está en curso, nada en su pasado, en el pasado del lugar, hace sospechar sobre ningún suceso extraño en el interior, sin embargo algo está pasando en la oficina del miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s